viernes, 30 de marzo de 2012

MI PRIMAVERA








Como el sol a tu piel, fiel fijado a tu imagen,
brilla la mañana como nunca, trocito de infinito,
adormeces los sentidos, acobardando las dudas,
haciendo perenne la sensación de plenitud,
es tu presencia, tu estar, magnificado color…

Vienes con inigualable paso, es música,
despojada de simplezas, arrinconando lo vulgar.
Subida en taconeo, gráciles movimientos de feminidad,
de ojos ajenos, sensación callada en portada coloreada,
figurín de sus envidias…

A tu lado, siempre a tu lado estoy,
eres la eterna primavera, sencilla calidez en tu rostro,
pétalos nacidos al cobijo de tu  mirada,
inigualable flor, abierta de mil sensaciones,
aromática huella de espaldas vueltas, embriagado
balanceo de tallo erguido, asilvestrada diadema en pelo suelto
acomodo de infinitos pensamientos…

Me brilla la mañana como nunca
agraciados mis sentidos en verde esmeralda,
arropados, cubiertos por el manto sin disimulo
del amor…

Eterna primavera vestida de verde,
tejida bufanda, lazo  eterno de dos…



*José Manuel Salinas*
            D.R.

miércoles, 28 de marzo de 2012

BURDO TEATRO DE INOCENTONES GUIADOS








Insignificante en marrón, fruto de cocotero
canos hilos torcidos, áspero exterior
zumo de agrio cerebro, inundado de agüete,
ciega cabeza aprovechada de vacío interior
laberinto de bajezas en sendas perdidas,
bordes de enarboladas banderas,
única guía partidista del sin sentido…

Barriga agradecida, del amo, tu señor,
como nuevo rico, saboreas pan carcomido
de chorizo pringado, en autobús de viajes pagados,
sin madrugar, sin destino claro, ni solución…

Borrego consentido, afilada lengua doctrinal,
incondicional predispuesto desde la incomprensión.
Falaces palabras dictadas por miembros sumisos,
comandadas de libertinas  “miembras”, liberados soeces
de una libertad poco seria y al uso, del todo vale.
Hipócrita música en gritos de cacerola y tenedor
sumando la utópica letra dañina del pasquín…

De espalda erguida, vestido de ocasión,
luchador sin beneficio, descorchados aspavientos.
Aquejados en codo, de lumbago descartado,
compañero acogido a derechos nunca abonados…

Valientes rebeldes, en grupo y montón,
traicioneros de sonrisa en comuna,
hipocresía en soledad de dos caras
cuando no están con afines y falsos…

Me haré mayor, también con edad,
Pero siempre por siembre mi bandera
Será la razón y, mi pensamiento
la verdadera libertad…

(Todo parecido con una falsa y roja realidad es pura ficción, ¿o no?)



*José Manuel Salinas*
      D.R.

lunes, 26 de marzo de 2012

EQUIVOCO DE MAL NACIDO









Escabechina troceada sin sangre,
de unos pensamientos arraigados,
excomulgados momentos sobrepasados
en tiempo y lugar, tantos…

Es la cara y, carga arrastrada de un sentimiento,
que fue ayer, ahora ya ido…
Fue la simiente de lo imposible,
lo abstracto, no entendible por prohibido…

Necia, cobarde mente lastimera,
ordenes de obligadas a un corazón,
perenne sufridor de sus anhelos,
trágica rotura inhumana del sentir…

La mente ya en soledad…

Corazón malherido en su final…

Cuerpo en latidos inhumanos,
insensible ante su voraz consumo.
Veneno de aceite hirviendo
arrasando unas venas ayer comprometidas…

Mala carroña de mi destino,
comido en momentos,
Bebido en suspiros letales
de un añejo nacimiento…

Más, solo me queda ser vida
para ese gusano infecto, sin sentimientos,
de mil cabriolas en movimiento,
y olfato seco…

Maldita la hora y nuestro encuentro,
aborrecido ahora en el tiempo.
Ya muerto mi futuro, en presente justiciero,
no sé a que viene la niñez de mi lamento…

Ha caído la mente, el corazón ya no es rojo,
todo el cuerpo en carne de despojo…


*José Manuel Salinas*
          D.R.

domingo, 25 de marzo de 2012

SIN PRÓXIMA ESTACIÓN








¿Dónde me escondo en este vagón que es mi vida?
Cuando el túnel es noche oscura, sin estrella ni lucero.
A quién acudir desde este miedo…
billete pagado para un viaje incierto.

Cargado voy de bultos que son piedras pesadas
rompen los bolsillos adheridos a esta carne,
descalabran a inocentes en su caída.
Sin importar que anden estén pisando.

Corredor aciago de escasa luz,
infinita sensación de desamparo.
Silbato agudo que achanta y quebranta
estos ojos fijos perdidos en los segundos…

He recorrido muchas estaciones
dejando en cada gota un suspiro de esperanza,
sin recobrar  tan siquiera la fragancia
de esos campos que quedaron en mi memoria.


*José Manuel Salinas*
*Rocío Pérez Crespo*
       D.R.

sábado, 24 de marzo de 2012

LUZ








Nace la mañana,
después de su noche fría,
disipando las sombras,
dando luz al alma mía

Acontecimientos que vendrán,
domo pájaros libres a las blancas salinas
agradables incompletos unos serán,
dóciles de entrada, los pérfidos anidarán

Cuestas empinadas, soluciones traicioneras,
que estando de pie sólido, nos voltean
sin remilgo adoptado, todo ingenio y valentía,
intentar no sucumbir ante tal tropelía

Evitando sea noche, con el sol de medio día,
sumando dos más una y raudo restar la que me llevo,
dejando la tarde abierta y contadora,
de un resultado sabio y certero

Nacerá una nueva mañana
después de noche ciega,
disipadas estarán las sombras
con bendita luz, socorro del alma mía.


José Manuel Salinas.
      D.R.

martes, 20 de marzo de 2012

EL DESVÁN DE UNA VIDA








He llegado con más tiras que aflojas
Al desván donde sin usar,  todo es valido.
Exhausto como el alpinista de mosqueton pesado
Gran sabedor de hendiduras en riscos, de
Falsos granitos, de nombre caliza…

Ahogado de resuello, manos temblorosas,
Porosa la garganta de pescuezo sudado,
En un pedir agua que calme la sequedad
De este cuerpo, por mí maltratado…

Sentado estoy en el taburete de tres patas,
Mis ojos aun nublados, se posan en la inexistente ventana,
De cuadro azul, sucio, descolgado, apenas recordado,
Rancio hilo de pita que sujeta lo que fue mi ayer…

Desgracia de un tiempo en pasado,
Cuando era  capitán de mis sentidos
Dueño de la proa, de la popa señor absoluto,
Donde mis palabras tenían sentido y seguro cobijo…

Olas grandes de crestas blancas,
Marejadas también de mojar tobillos.
Todo era mar azul, sentido, comprometido.
En veces traicionero, indomable,
Otros tan bendito, sustento de preciado alimento…

Así era mi mar, mi cuerpo, el capitán.
Lleno de sol, de atardeceres en color,
Almidonadas sábanas compañeras de ilusión,
Calor emparejado, sensaciones de dos…

En este desván de soledad, lleno de usados,
Donde el tiempo vivido es uno más,
La claridad es apenas un suspiro agónico.
Un intento de sobrevivir a este recuerdo,
De una despensa  ayer vacía y todavía por llenar…


*José Manuel Salinas*
         D.R.

lunes, 19 de marzo de 2012

QUE VENGA LA MUERTE








Sin flecha, ni escudo que tape,
no hay lucero de luna viuda,
sereno estoy en calma del vello dócil,
un hombre y un destino ciego…

Arropado por el desnudo de cuatro paredes,
fiel cobijo sin engaño, ni disimulo,
avistada la luz sobre soporte macabro,
tres velas, candelabros de oxidado bronce…

Dispuestos de a uno, en su agrio juego de espera,
visten los enlucidos de fantasmales cuadros chinescos,
finas figuras negras de movimientos siniestros,
calladas formas de estiradas intenciones…

Es el entrante compañero de la dueña por venir,
un hacer aciago, manto inerte de noche traicionera,
donde la sombra se viste de rancias sombras colmadas
colándose sin llamar, silenciosas hambrientas…

Redentora de sueños perdidos,
estrella sin nombre, que en mi busca vienes,
como la hermana conocida desde un nacer,
bordeando terrenales precipicios, sapiencia heredada
de un Dios, sin existencia de muecas…

No hay susto, ni miedo troceado por medir,
solo un baño seco de recuerdos, herencia de una vida,
arena que es polvo, como agua fue nacimiento
bautismo obligado, prestado, que en momentos cedo…

Eres el aviso entrenado del ocaso,
del llegar de las tinieblas en opaco,
de ese misterio no conocido,
incógnita de vida con velo…

Que acompañado estoy, fiel decomiso de soledad,
sin flecha, ni escudo que me resguarde,
nada he sido, nada por temer, descanso supuesto,
finito en cuerpo, de un letargo no eterno…


*José Manuel Salinas*
           D.R.

domingo, 18 de marzo de 2012

COMPROMETIDO








Desanimado estado que me corroe,
Como cruel anaranjado del hierro su porfía,
De poder a poder, solo enmascara…

Contorsionista desde lo imposible
Payaso convertido en trapecista sin red,
Necesidades de mente prisionera,
Del espíritu que no se ve…

Me animo y desbloqueo 
Intentando vivir en mi especial recreo,
Hago vacío de lo inútil, de lo desgastado en mi cuerpo,
Me descanso y hago lecho…

Más, miedo me da el dormir,
Cegarme con naranja de nuevo en sueños,
De lo desechado, de lamentos que no quiero,
Acobardarme de la noche, sombra pegada sin luz,
En un intento de pactar con el imbécil maleable, de mi otro yo…


*José Manuel Salinas
  D.R.

ESTARÉ EN TUS SUEÑOS....avi



Para escuchar el vídeo, poner pausa en el reproductor de la derecha.

TESTAMENTO








Si alguna vez… dejaras de quererme, he de suponer
Si alguna vez, proponerte quisieras, entre mil ganas…
Aborreciendo la razón, atormentando el sentido
Entre  nubes pardas, de crestas altas y baja altura…

¡Oh, amada mía!

Si tu mañana fuese de un frío gris, solitario
Con la fuerza aburrida de un corazón ausente
Desprecio de un camino sin vuelta y, recto
En curva sentenciosa, de pensamiento viejo, tan largo…

¡Oh niña, mi alma gemela!

He de decirte, que mi amor es pureza
La paz del horizonte no rocoso, el calido
Atardecer, recogida fiel y fecunda
De abeja recolectora, sumiso de la reina

Que mi piel es tu piel, manto templado
Sordo callado, de tus gritos dispuesto…
Sin premura, ni tiempo, adornados flujos
Regocijo necesario de tu cuerpo

¡Mujer del alma!

Si con todo y más, dejas de quererme
Amada, entre mil ganas, he de suponer…

Que no lloraré, ni vendrá el derrumbe esperado
No haré del dolor mi aliado, ni jaqueca de ojos hinchados
Dormiré placido en la cuna de los sueños inventados
Sin peso, ni espasmos, ni sed, ni sudor salado

No he de hacer de mis gritos, miedos ahogados en desesperanza
Ni habrá suplicas, ni rodillas mancilladas
Ni palabras tropezando, en los recuerdos del ayer

Dulces lagrimas, de un solo corazón enamorado
No  romperá en mil pedazos, por la angustia sangrienta
De unas venas abiertas, en cuerpo pálido…

Cuando…  entre mil ganas, el sentimiento se haga invierno
Estará amortizado, como la buena cosecha en su vender
Ahorros sin valor… de un corazón, ya duro y helado…

Desde mi lucidez y conciencia, pongo a Dios por testigo
Que firmo y rubrico este único testamento, por siempre….
De Amor.

Herencia en palabras y sentimientos, de un hombre
Que en ese mismo instante, murió de amor


 *José Manuel Salinas*
       D.R.


viernes, 16 de marzo de 2012

VELO







Te quise abrir los ojos
pasmados témpanos blancos,
titubeante pensamiento irracional
cuando tu mirada es fija, dolida.

Bandeja expuesta que es la vida
en ella mí corazón troceado
dos partes y una mente, por las
venas, savia honrada de mí ser.

Lejanía de un destino, crecida la distancia
helado horizonte sin alimento
agua de caer en gris, húmeda desesperanza
nubes atadas, de escarchas saladas.

Y sigues sin verme,
no escuchas ya mí boca
el aliento se evapora
en sonrisa inexistente.

Ya las burbujas no eclosionan,
mis manos frías, no te tocan
vivo amor que se esconde en
vaso vacío de poso inerte

Será el mañana la luz en tus ojos,
liquido puro de derretida nieve,
pensamiento solo uno.
La pérdida de esa flor que creció
en los sentimientos de tu corazón

Y no la viste…


*José Manuel Salinas*
       D.R.


jueves, 15 de marzo de 2012

ME RINDO








Parado por perdido en una tarde de octubre
Sometido a unos pensamientos alocados
Obtusos, inflamados de un no sosiego
Ojos vueltos hacia un interior dolido, abstracto…

Donde nada es lo que es y todo dañino, imaginario e
Incierto atardecer, de un día lluvioso, ventoso desapacible
Mustia luz de lo supuesto, sombreadas palabras sesgadas
Trozos de verdades encubiertas, tantas nubes negras, todas tintadas…

Atormentado interior que no frena, magnificados sentimientos
Abiertos, en una batalla sin sentido, sin nada que ganar
Sin soldados motivados, ni medallas por conseguir
Estériles sensaciones de tierra quemada, del todo perdido

Aborrezco estas cavilaciones,  esta guerra sin cuartel, ni tropa
No merece la pena abrir la mente, destrozar el alma
Derruir una vez más el cimiento de lo querido, enfoscado en lo sabido
No llenare de nuevo mi cabeza de escombros, ni de hierros torcidos

Desertor de lloviznas, aguaceros y granizos, valiente decidido
Buscando la tranquilidad, sosiego de un camino trazado
Me abrazo a tu nube blanca, pensamiento limpio, guía que no destiñe
Que no emborrona, el amor a tu lado, bautismo de mi otoño preferido.



*José Manuel Salinas*
        D.R.

miércoles, 14 de marzo de 2012

LA LOCURA Y MIGUEL.avi



Para escuchar el vídeo, no os olvidéis de poner pausa en el reproductor de vuestra derecha.

MIS BUENOS DÍAS EN AZUL










Cuando mi despertar se viste con tu recuerdo
La mañana pavonea su luz, flores abiertas en libertad
Dando las gracias a su amado rocío, caricias del día
El dios sol deja la pereza en la noche, mimado calor en mi pensar

Son los pájaros los que me traen tu nueva
Viajeros incansables cargados de tu sonrisa,
De tus ojos abiertos, de tus labios la palabra
Dicha o por decir, beso y amor

Es el viento que me abraza, calida brisa en azul
Vistiendo y desnudando como la primavera en su crecer
Verde, es verde la esmeralda, como verde primoroso
Mi querer, tanto…

No me veo tapado, tampoco en desnudez
Me siento arropado siempre, con el permiso
De la distancia, a tu amor por mi querer.

Demasiado es nada…

*José Manuel Salinas*
        D.R.

lunes, 12 de marzo de 2012

BUSQUEDA









Mil astillas nacidas
Crecidas de un solo ser,
De una sola onza, sucia cobriza,
Hipotecando en su prestar
Mil y una cara, desde un mismo cuerpo…

¿Acaso no conoces el fracaso inseguro,
Vestido de harapos, despecho estropajeado,
 Sentido descompuesto, de celos escondidos?

No siempre es tierna la palabra silente,
Ni dulce el camino presente en su hacer.
No estamos en posesión exclusiva de verdad,
Ni tenemos el refugio presentido del saber

Mil esquirlas que clavamos, aún sin ver,
Puntiagudas, encendidas de la sin razón,
Sentimientos que se trasforman en malignos,
Agudos escapados que no retornan, perdidos de reencarnación.

Somos humanos desde nuestro finito,
Criaturas de raciocinio, de sepultura en espera,
De días alocados, de noctámbulas tristezas,
De risas, cantos y llantos, cargada la memoria, despensa de vivencias

Busquemos la seguridad noble que nos empapa,
Descartemos los ruidos no estabilizadores del sentido.
Ayudémonos desde la normalidad existente,
Finas agujas curativas cargadas de bienestar.

Somos el tronco divino de madera noble,
Fragmentos de luz y pureza, donde la paz es seguridad…

Busquemos y encontraremos la felicidad…


*José Manuel Salinas*
        D.R.



MALDITO SEAS EN TU IGNORANCIA






No entiendo, jamás comprenderé tu tiranía; el por qué de tus actos, tú profundizar en formas grotescas y cerradas. Haciendo sublime trofeo el dolor gratuito a los demás.
¿Quién te crees que eres?
Poder maléfico, agnóstico de sentimientos; la fusta que castiga, el ego de tu pared. Has de saber, que no eres nada sin mí y, nada serás conmigo.
Piltrafa humana, pobre tonto; loco desterrado, que haces del mundo de todos y, nuestra convivencia el tuyo paralelo. Más, nunca podrás con el poder magnánimo de mi pensamiento, ese que hace de mí y en mí…ser libre.
Cien látigos tendrás, mil perros con colmillos afilados, millón de castigos podrás infligir…todos vanos. Desusos de tiempos pasados, ya no validos.
Te llamaré amo de tu soledad. Harás que me arrodille en el barro de lo que es mi vida. Harás de mí el abstracto de lo invisible. Pero nunca serás mi señor, ni el Dios redentor…ese que debe existir…y, que para ti será la negación de tu vacío ¡pobre diablo soberbio denostado!

Yo viviré eternamente. Mi existir será el todo multiplicado. Porque mis sentimientos, mi pensamiento es herencia compartida. Lo llevaran otros; ellos harán la revolución desde la unión, desde la simpleza de la palabra y, hechos nobles. Eso que, a gentuza como tú, nunca por nunca entenderá, ni merecerá…la LIBERTAD.
No es siervo el que sirve en sumisión, vasallo y cautivo del pecado. Es el que manda sin equidad, dejándose llevar por su hegemonía dominadora, ciego castrado en vida de su sinrazón.
Tus risas serán tus lágrimas, baños fríos de gritos ahogados. Cuando el mundo en su máxima expresión, deseche a mendigos de la inteligencia…esas migajas del intelecto, maligno y cruel de una dicha malograda y desviada.

¡Hay tantos así!...


                                             *José Manuel Salinas*
                                                      D.R.

MOMENTOS








Color negro de la primavera
De  verde o rojo el color del viento
Grises las flores,  arco iris bañado en marrón
Sin puntas las estrellas, de eclipsada luna

Ya no escribo como antes (si alguna vez supe)
Noble silla que me sostienes
Esculpidas mis formas en la anea
Desgastados palos callados, percha de mis piernas

Servidor de la apatía, mi dueña

He dormido mis sentimientos
Sueño profundo de necesidad
Cerrando mi corazón dolido
Tres candados y una cadena

Bordes puntiagudos se clavan
En mesa redonda sin brasero
Tablero durmiente y servil
De palabras incoherentes, en folios vueltos

No quedan velas encendidas
Brillos, ni olor a cera canela
Solitaria llama de humo negro
Tenue luz de mi existencia

Poderosa dueña apática, que me trastornas
Me nublas y desespero

Tallo verde de rosa negra
Fétido perfume de mosto agrio
Mil cuervos y un ave fugaz

Ya no escribo como antes, (si alguna vez supe)


José Manuel Salinas
   D.R.

domingo, 11 de marzo de 2012

COMO EL OLOR DE LA NADA








Rotas palabras que nacen solas
Oponiendo las razones  a la iras.
Cimientos que caen de su estructura
Inmaculados de sombras oscuras,
Omega de la desolación impura.

Penetración de olores podridos
Enmascarados con rosas dormidas,
Recuerdos que buscan una salida,
Esfuerzos impunes que revientan la vida,
Zócalos invertidos de dos ideas mordidas.


Caminos que se difuminan contra el alba,
Remiendos en pos de una locura.
Escarcha que hiela las madrugadas
Simulando la belleza  retratada
Postrada ante tu alma blanca…
Escucho como me muero en la alborada.


*Rocío Pérez Crespo*
*Derechos Reservados*

DUELE EL FRÍO








El dolor como el frío, aprieta la carne
Hiela la sangre, carga de escarchas,
Agudiza  el sentido de la necesidad,
No siempre acertado, hasta a veces comprometido.

Tengo frío, tanto, que duele.
Palabra huérfana mal parida
Lanzada sin eco, clavada sangrante
A las sienes del raciocinio

Añoro la primaveral esperanza,
Al sol de abril, despojado de nubes pasajeras,
Lluvia esperada, aclarando atmosfera cargada
Sanando las heridas, de luchas encarnizadas.

Frío de viento helado, arrasando sentimientos.
Borrador huracanado del antaño verano,
Donde las palabras eran frases y el entendimiento
Calor saboreado de dos enamorados…

Apretadas mis carnes, intento de olvido,
Duele, tengo frío…


*José Manuel Salinas*
        D.R.

sábado, 10 de marzo de 2012

HUMANO Y PERSONA








Acaríciate de valor humano
Saca de ti el brillo, virgen exquisito,
Cual rica manzana mimada de paño,
Eres único e inimitable, eres persona…

Da sin prestar el calor
Es la necesidad de otros.
Oye escuchando las palabras,
En veces huérfanas de sentidos…

Colorea la sonrisa en cara triste,
Aporta luz a los ojos dolidos, cansados,
Responde sin dudas, haz jardín dichoso
De rosas y amapolas, abona generoso
La tierra que un día, no más allá, fue vergel…

Enfunda los gestos agrios, anula la sin razón,
Confunde a la melancolía con el abrazo,
Descorcha la amistad de buen samaritano,
El mañana está por venir, haz cama de sentimientos…

Todos somos únicos e inevitables,
Ayer me dijeron, se humano y persona…


*José Manuel Salinas*
 D.R.